27 de agosto de 2012 02:46 PM actualizado a las 04:07 PM



Toda una vida de lujos y excentricidades es la que viven los narcos en México. Tal vez sea para proyectar su poder o el gusto por las cosas caras y ostentosas. Propiedades, sitios insólitos, animales, vestimenta y armas bañadas en oro. Conoce más del derroche de dinero del narco en objetos inimaginables:




El rancho "Las Águilas" situado en el municipio de Vallecillos (México), a menos de cien kilómetros de la frontera con Estados Unidos, se convirtió en el mayor "narcocampamento" de uno de los principales cárteles de México, Los Zetas, ya que servía para entrenar a unos 200 sicarios, muchos de los cuales huyen ahora del acoso policial. La residencia principal de este rancho tiene finos acabados, elegantes muebles de madera, salones de juego, cabezas de venados disecadas, una amplia cocina y todo tipo de lujos.



El modo más común de demostrar la ostentación está en las armas, que son excesivamente decoradas y chapadas con metales y piedras preciosas, especialmente en el mango.



Otro ejemplo son aquellas que son enchapadas por completo, generalmente en oro, y que son decoradas con santos que los delincuentes usan como protección, como la Virgen de Guadalupe.



Esta arma con cachas doradas perteneció al narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como 'El Chapo', líder del cártel de Sinaloa.



Estas monedas, cadenas y un celular de oro de 24 kilates con incrustaciones de piedras preciosas fueron incautados al Cartel del Golfo en 2007.




Esta ostentosa pistola, con un baño de oro amarillo y cachas en oro blanco y con incrustaciones de brillantes fue incautada en 1991 al narcotraficante Estanislao Olmos, quien colaboró con el cártel de los Arellano Felix.



Esta pistola calibre 0.38 Súper con cachas doradas y el símbolo de Versace perteneció al narcotraficante Héctor Manuel Sauceda Gamboa, operador del cártel de 'Cárdenas Guillen'.



Un bar a todo lujo se encontró en el interior de una residencia en donde fue arrestado el capo Édgar Valdez, alias 'La Barbie', en agosto del 2010.



Un bar en una cueva simulada con luces, audio, calefacción, chimenea, entre otros 'lujos' fue descubierta en una residencia en la zona de la Ciudad de México conocida como Desierto de los Leones.



El narco mexicano suele portar ostentosas joyas de oro, como relojes, anillos y cadenas. En esta imagen se aprecia la imagen típica de estos hombres que se bañan en oro.



La ostentación del narco llega al reino animal con el embargo de un zoológico privado en el 2008 a un grupo de narcotraficantes en la Ciudad de México.





Temas Similares: