México, Distrito Federal. La Senadora Layda Sansores, lamentó el apresuramiento por aprobar la Ley de Servicio Docente, argumentando que la situación de la educación en México apremia a realizar una profunda reforma del sector educativo y no centrarla en una mera evaluación, sino en temas como la infraestructura.

Señaló que la llamada Reforma Educativa es un engaño, pues en realidad es una reforma laboral docente. "Pisotear los derechos de los profesores no garantiza la calidad educativa", expresó.

Reconoció que "a México le urge una reforma educativa de gran calado", pero sin la descentralización, si no se democratiza la vida sindical, si no aporta más recursos el Gobierno y no hay programas de infraestructura que acaben con el 40 por ciento de aulas en estado deplorable, no se cumplirá con este objetivo.

Reducir la reforma al ámbito laboral docente, afirmó, "es un engaño", pero si se persiste en la evaluación como el eje de ésta, también se requiere examinar a todos los que pertenecen al sistema, incluyendo al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet.

Menciono que Enrique Peña Nieto presume la banda mas cara de la historia, finalizó advirtiendo que "Si peña cree que va imponer sus reformas se equivoca, una cosa es que se aprueben y otra que se apliquen, maestros no se desanimen esto a apenas comienza".




----- Actualizado -----



Temas similares