El cuerpo de una mujer de entre 25 y 30 años de edad, fue encontrado descuartizado en el Anillo Periférico Poniente, a un lado dejaron tres "narcomensajes" en donde se hace alusión a la rivalidad entre integrantes del crimen organizado y en el que, incluso, involucran a elementos de la Policía Preventiva de Soledad.

Aproximadamente a las 08:00 horas de ayer, una llamada anónima alertó a las autoridades sobre el hallazgo del cuerpo de una persona que se encontraba en el Anillo Periférico Poniente, a la altura del número 655, por el motel La Mina.

El agente del Ministerio Público de alto impacto, elementos de la Policía Estatal, Ministerial del Estado y personal de Criminalística y Servicios Periciales, se desplazaron al lugar para dar inicio a las investigaciones.

En el lugar se encontró el cuerpo de una mujer de entre 25 y 30 años de edad, al que le habían cortado los brazos y los pies hasta las rodillas, además de decapitarla.

El dorso se encontraba en una bolsa y las piernas y pies en otra, la cabeza estaba encima de la primera bolsa; al momento de encontrar el cuerpo se estimó que tenía aproximadamente ocho horas de haber sido ultimada, la decapitación habría sido la causa del deceso.

Cerca del cadáver se encontraron tres "narcomensajes", en los que se hace alusión a la rivalidad que existe entre bandas delincuenciales que operan en la ciudad, pero en uno de ellos involucran a elementos de la Policía Preventiva de Soledad de Graciano Sánchez, relacionándolos con uno de los grupos criminales.

Cabe hacer mención que el cuerpo traía un tatuaje de la Santa Muerte en la pierna derecha y otro con el nombre de ”Giselle” en el pecho; peritos del departamento de Criminalística y Servicios Periciales, se presentaron en el lugar y procedieron a levantar los restos humanos trasladarlos al Servicio Médico Legista a fin de que le fuera practicada la necropsia de ley.

Más detalles
El cuerpo desmembrado de una mujer y con la cabeza desprendida, fue localizado ayer por la mañana por el Anillo Periférico poniente, donde fue dejado entre una cobija y bolsas de plástico, además de una cartulina con "narcomensaje" de una organización criminal.

Aproximadamente a las 7:45 de la mañana se reportó que en el Anillo Periférico, frente al inmueble marcado con el número 675 de la colonia Wenceslao Victoria Soto, se encontraba un cuerpo sin vida y con una cartulina al lado del mismo, lo que movilizó a las corporaciones policíacas, presentándose elementos de Seguridad Pública y de la Ministerial del Estado para iniciar las investigaciones correspondientes.

Ante la llegada de los oficiales se resguardó el lugar, el cual fue acordonado y se solicitó la inmediata intervención del representante social del Ministerio Público en turno, así como de Servicios Periciales de la Procuraduría Estatal.

El fiscal y peritos inspeccionaron el lugar y aproximadamente a 17 metros de la cinta asfáltica del Anillo Periférico encontraron evidencias en una área aproximada de 4 x 6 metros.

Había una cobija de color verde, junto a una bolsa plástica de color negro y al lado contrario una lona de color blanco y arriba de la misma un desarmador amarillo con negro y debajo de la cobija se localizaba una cartulina de color verde fosforescente de aproximadamente de 60 x 80 centímetros y con escritura en tinta negra.

En el interior de la cobija se hallaba la cabeza de una mujer, pies y manos desarticulados del tronco del cuerpo.

El fiscal dio fe y ordenó el levantamiento del cuerpo para su traslado al Departamento de Medicina Legal y Servicios Periciales, así como los indicios encontrados en el lugar.

Una vez en el anfiteatro el cuerpo fue examinado minuciosamente por el médico cirujano legista, refiriendo que en la bolsa de plástico de color negro se encontró en el interior un brassier de color verde, una pantaleta roja, restos de cinta color cromo y una playera tipo polo verde con dos rayas horizontales en negro y un número 5 de color rojo de la marca Furamy.

La cobija en su interior tenía una lona plástica de color blanco con letras negras, así como también el tronco de un cuerpo. En la lona plástica blanca, de 3.15 x 2 metros, con letras negras se encontraba escrito un "narcomensaje".

También se aseguraron un par de tenis tipo choclo de color blanco manchados con líquido hemático, un pabellón auricular derecha con líquido hemático y restos de cinta color cromo.

El médico examinador determinó que la causa del deceso se debió a decapitación por instrumento cortante y se presume que fue privada de la vida aproximadamente de 6 a 8 horas antes del hallazgo.

A la víctima, la cual se encuentra sin identificar, se le encontró tatuaje en la región clavicular del lado izquierdo con el nombre "Giselle" con letra cursiva, tatuaje en cara externa de la pantorrilla derecha de una imagen de un angel de la Santa Muerte.


Temas similares