En enero de 2004, la diseñadora estadounidense Cathy Cobblerson, con 24 años de edad, puso en subasta su virginidad en la página e-Bay. Ella pedía 100 mil dólares para entregarse y así poder pagar todas sus deudas.
Uno de los casos más polémicos fue el de Rosie Reid, una estudiante londinense de 18 años de edad que decidió vender su virginidad en una página de subastas de internet para pagar sus estudios.
Esto ocurrió en 2004, cuando el gobierno de Tony Blair propuso aumentar el costo de las cuotas universitarias. Un ingeniero de 44 años de edad fue quien pagó más de 13 mil dólares por estar con la joven.

Graciela Yataco a sus 18 años de edad decidió ofertar su virginidad para poder ayudar a su familia, ya que vivian en extrema pobreza y su mamá no podía trabajar porque estaba enferma.
Esto ocurrió en Perú, donde la joven puso un anuncio en la sección de clasificados del periódico, por el cual recibió más de 400 e-mails. Su oferta iniciaba en 8 mil soles peruanos (más de 3 mil dólares).

En 2009 el caso de Natalie Dylan levantó polémica. Con 22 años de edad puso en subasta su virginidad en internet para poder pagarse una maestría, la puja superó sus expectativas, pues alcanzó los 3.7 millones de dólares. Se mencionó que más de 10 mil personas realizaron una oferta.

Alina Percea es otra de las jóvenes que a sus escasos 18 años, puso en puja su virginidad en internet a cambio de dinero que le permitieran pagar sus estudios. El que pagó el elevado costo fue un empresario italiano de 45 años, con una suma de 10.000 euros (más de 13 mil dólares).
La modelo y participante de un reality italiano, Raffaella Fico, dijo estar dispuesta a vender su virginidad por 1.8 millones de dólares.

Catarina Migliorini, esta joven brasileña tuvo problemas con la justicia al subastar su virginidad. Un japonés ofreció 780 mil dólares, sin embargo, se desconoce si se concretó la oferta.
"Unigirl" fue el seudónimo que una joven estudiante de Nueva Zelanda utilizó para poner a la venta su virginidad, con el objetivo de pagar sus estudios universitarios. Ella recibió mil 200 ofertas por su pureza, pero la más alta fue de 32 mil dólares.




Temas Similares: