Laredo— Una balacera en Laredo, Texas, frontera con Nuevo Laredo, dejó como resultado un muerto y un herido, la tarde del sábado.

Vecinos de la calle Puig, ubicada en la zona norte de la ciudad, escucharon detonaciones de armas de fuego y, al darse cuenta de lo sucedido, vieron hombres caídos, escucharon gritos y el rechinido de llantas, al parecer de dos vehículos, una vagoneta Dodge Durango color rojo, y una camioneta en tono blanco o claro, que se retiraron inmediatamente después del atentado y a gran velocidad.

No se dieron a conocer mayores detalles de los hechos ni los nombres de los protagonistas. Lo poco rescatable de lo mencionado por los testigos indica que llegaron varios hombres a atacar al dueño de una residencia, pero no se sabe más, ya que los atacantes accionaron sus armas de manera casi instantánea.

El muerto quedó tirado afuera de la vivienda, frente a la puerta principal, junto a un coche Chevrolet Aveo color blanco. También uno más iba herido o resultó lesionado en un choque, ocurrido cerca del lugar, al parecer como producto de la huida, pero sin mayores lesiones.

Autoridades policiacas revelaron que este es el segundo atentado en menos de dos meses. El año pasado ocurrieron 11 homicidios, todos aclarados por la Policía, según los jefes de la misma, mientras que en el 2011 fueron 11; un año antes (2010) ocurrieron nueve, faltando uno por esclarecer.

“Es el primer homicidio en siete meses entre uno y otro. No es Laredo una ciudad violenta o insegura, no podemos decir que se trate de crimen organizado, ni adelantar absolutamente nada”, declaró Joe Baeza, detective y vocero de la Policía de Laredo.


Temas Similares: